Skip to content

Educarse a escuchar el Corazón

Franco Bertossa

 
 

Maestro de Meditación y Fundador de ASIA 

Reflexión publicada en su página Facebook 

 

De Ramana Maharshi he recibido una de las enseñanzas fundamentales de la vida, que el sentirme  significa “existo”…. No es banal. 

Ramana responde muy a menudo a la preguntas sobre el Sí mismo (Atman) induciendo al  interlocutor a apuntar espontáneamente el dedo al pecho, como cuando llamados en causa, uno se  pregunta dubitativo: “¿Quién, yo?”, o bien cuando uno confirma: “¡Yo!”. Tal gesto, dice Ramana,  evidencia directamente el sentirse existir. 

Prueba apuntando tu índice al pecho y aprecia sutilmente lo que se siente. Es similar a la llama del  piloto de un calefon que arde permanentemente y que en ciertas circunstancias, se enciende o  incluso explota. Este es el lugar de la sorpresa y de la maravilla así como del estremecimiento del  Corazón: aquí se afirma y se niega nuestro ser. 

Este “sabor” del corazón es la nota de base permanente de nuestra existencia y en ella se articulan  y declinan, en cualidad e intensidad, todos los otros sabores emocionales… las stimmung o  tonalidades afectivas de las que habla Heidegger. 

Este sentir es una voz del ser. Este sentir nos demanda por el sentido del ser y es en él que la  alegría se enciende cuando nos acercamos a la verdad. 

Esta instrucción ha sido una guía preciosa en mi vida. A este lugar regreso cuando lo sagrado me  llama. Y también me doy cuenta que me he alejado de él cuando voy contra las personas y la vida.  La educación a la escucha del “Corazón” es iniciática, pero hasta un niño lo puede entender, de  hecho, ciertamente mejor que un adulto. 

Una educación que no nos haya enseñado a escucharnos existir, a través de esta voz del Corazón,  es una educación gravemente insuficiente. 

Incluso si no estás de acuerdo con lo que escribo, tu impulso para replicar partirá del Corazón.  Porqué allí también habita nuestra tensión a la verdad… 

… Llamada del ser. 

… Conciencia.

Compartelo

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on print
Share on email